¿Qué vas a aprender en un curso de pastelería con el método B·Concept? Cursos

Sois muchos los que nos preguntáis a menudo en qué consiste un curso de pastelería según el método B·Concept. Pues bien, en este artículo os contaremos con más detalle qué haréis en nuestra aula durante los 4 días de formación. Antes de empezar, recordaros que nuestros cursos están limitados a solo 8 participantes, lo cual permite una interacción total con Jordi para que todas las cuestiones sean resueltas al momento con gran agilidad y cercanía. Dicho esto… ¡Comenzamos!

Día 1: Los participantes inician la primera jornada con un ligero desayuno antes de conocer a todo nuestro equipo y las instalaciones. Tras una breve introducción, Jordi da paso a la presentación del método B·Concept con la cual los participantes adquieren las claves para formular recetas desde cero, concretamente las de texturas aireadas (mousses y texturas esponjosas), cremosas (cremosos y ganaches) y gelificadas (compotas). Una vez explicado el paso a paso, Jordi y sus asistentes, junto con los participantes, preparan una serie de recetas de base clásicas y su versión actualizada creada mediante el método B·Concept, una vez hechas se reservan para degustar al día siguiente. ¡Los resultados son realmente sorprendentes!

Cada medio día se realiza una pausa para comer y el grupo completo se desplaza al restaurante Alegría, situado a tan solo 50 metros del aula. Durante los 4 días de formación, los participantes degustarán los platos más representativos del local, donde destacan las hortalizas frescas y de proximidad.

A última hora de esta primera jornada, se comienzan a preparar algunas de las recetas que conformarán la colección de elaboraciones de autor del dosier del curso, concretamente los bizcochos que irán en el interior. Puesto que las recetas ya están pesadas previamente por nuestro equipo los participantes pueden centrarse en las técnicas y los procesos desde el inicio.

Bizcocho almendra
Comparativas B·Concept

Día 2: Normalmente, los participantes terminan la primera jornada con una buena lista de preguntas en cuanto a la creación de recetas, por esta razón el segundo día arranca con una intensa sesión de formulación en la que se repasan y amplían los conceptos trabajados durante el día anterior. También se degustan las recetas de base que se prepararon previamente y se analizan aspectos clave como la intensidad de sabor del ingrediente principal, la textura, la percepción grasa o el dulzor.

Por la tarde se continúa con la preparación del recetario: se terminan los bizcochos y se realizan todos los crujientes para las tartas o individuales.

Día 3: Este día es clave para avanzar en la ejecución del recetario, se empieza con los cremosos y las compotas y se termina con las mousses y el montaje de todas las creaciones. Durante la jornada se trabajan todos los conceptos del método de manera práctica, es decir, cómo Jordi ha aplicado el paso a paso del B·Concept en cada una de sus recetas para alcanzar las texturas y los sabores deseados.

Mousse cream cheese
Grupo B·Concept

Día 4: Entramos en la recta final del curso, durante la mañana se realizan todas las decoraciones y acabados: chocolate, pinturas, glaseados… Y una vez está todo listo se prepara un bufé final con todas las elaboraciones, pero… ¡Ojo! Porque el curso todavía no ha acabado, Jordi y los participantes hacen la degustación de todas las creaciones para su evaluación y análisis de textura, sabor, composición y equilibrio.

Para terminar, todas las elaboraciones que se han hecho durante los días de formación se reparten en cajas y cada participante se lleva una bolsa con productos y catálogos de todos los ingredientes utilizados en el dosier de recetas. Además, Jordi hace entrega de un diploma a cada uno de los asistentes, certificando su asistencia al curso.

Como veis, los cursos de pastelería según el método B·Concept son muy dinámicos y se combinan diariamente conceptos teóricos en formulación de recetas así como prácticos, a través de la ejecución de un completo recetario. Las creaciones de este dosier atienden a las preferencias de Jordi y a las necesidades actuales de consumo, pues algunas de las elaboraciones son sin gluten o sin lactosa y muchas de las recetas contienen un porcentaje en grasa menor que la fórmula clásica. Además, estos productos de pastelería destacan por el respeto al sabor del ingrediente principal, potenciando todos sus matices y aromas.

Próximos cursos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *